Tambalea aspiración de Carlos Edward Osorio en Tolima por doble militancia

Hasta el 19 de julio de 2018, Carlos Edward Osorio fue Representante a la Cámara por el partido de la U, pero ahora pretende ser el candidato uribista para la Gobernación del Tolima, pese a que su pronóstico más visible es el de doble militancia, ya que según reza la ley 1475 de 2011, transcurrido un año, es cuando un aspirante puede participar en otro partido político.

Osorio, sabe que debió renunciar el 26 de junio de 2018, en vista de que las inscripciones para aspirar a cualquier cargo público, de cara a las elecciones regionales, son a partir del próximo 27 de junio.

No hace falta sumar mucho, aún no cumpliría el año, por lo que la doble militancia está allí latente. Lo peor es que si el uribismo accede a ponerlo como candidato a la Gobernación tolimense, estaría corriendo un grave riesgo de que sea removido de su cargo por esta grave falta.

Entonces, Carlos Edward Osorio no iría ya a la Gobernación del Tolima. Sin embargo, algo más catastrófico se aproxima, pues sus votos irían para Rosmery Martínez, puja de los viejos caciques de la política, Emilio Martínez, Carlos García y Mauricio Jaramillo, cuya mera intención en plantarle cara al aspirante de la Casa Barreto, Ricardo Orozco.

Pero, habría ahora que ver el pasado de Rosmery Martínez, quien ya paso por la Cámara y no hizo nada, paso por el Senado y dejó más penas que glorias, arrimándose a los gobiernos de turno, sin ejercer ningún control político necesario.

Se benefició en el Gobierno de Juan Manuel Santos, Cambio Radical, en materia de puestos y burocracias, al tener al jefe de la colectividad, Germán Vargas Lleras como vicepresidente.

Dio una condecoración de parte del Legislativo al estilista Norberto, lo cual fue objeto de burlas, críticas y memes en las redes sociales, así como en sectores de la opinión pública y de la prensa bogotana.

Su hermano Emilio Martínez Rosales manejaba la estrategia, plataforma, componendas de la política y el dinero. Si Rosmery gana las elecciones de este año ¿quién irá a gobernar?

El Tolima con estos personajes no la tiene fácil; para los próximos comicios las aspiraciones siguen siendo las mismas de siempre, todas torcidas y carentes de honestidad. Los tolimenses piden a gritos un cambio en el panorama político, para que no se siga hundiendo el departamento, sino que resurja de las cenizas como el ave fénix.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *