NO al acuerdo de Escazú

Por Javier Alejandro Hernandez Correa

Twitter: @JaviPekerman

 

Desde el año 2020 la precandidata presidencial y actual senadora María Fernanda Cabal advirtió a Colombia sobre los peligros del acuerdo de Escazú.

 

Recordemos que a los que le conviene que este nefasto acuerdo es a las FARC y a sus aliados según la pagina 79 del documento Colombia y el acuerdo de Escazú de Natalia Gómez Peña que dice lo siguiente:

 

“El acuerdo ya empezó a dar sus contribuciones en estas materias en el país. En abril de 2018 fue unos de los argumentos que utilizó el ministerio de ambiente y de desarrollo sostenible para solicitar la inclusión de las personas defensoras ambientales en el Programa Integral de Seguridad y Protección para las Comunidades y Organizaciones en los Territorios (Decreto 660 de 2018), formulado y definido como parte de la implementación del acuerdo de finalización del conflicto entre el gobierno colombiano y las FARC – EP”.

 

Los argumentos de los que se oponen al acuerdo de Escazú, es la inseguridad jurídica a la que los campesinos y los inversionistas del agro estarían expuestos, ya que los que están detrás que se apruebe este nefasto acuerdo son las ONG que intervienen en la participación política de Colombia a favor de las FARC y sus aliados.

 

Lo que exige de manera ambiental en el acuerdo de Escazú ya existe en Colombia, está incorporado en el ordenamiento jurídico nacional, adicionalmente Colombia es uno de los países que está a la vanguardia de la protección del medio ambiente. El peligro es que las comisiones y cortes internacionales que nos quitó una parte del área marítima de San Andrés quedan facultadas para no permitir el desarrollo sostenible con engaños de ONG internacionales con intereses políticos que quieren expandir las ideologías pervertidas en el mundo

La sentencia de la corte constitucional T-348 de 2012 donde se habla del medio ambiente como un bien jurídico protegido con tres dimensiones, el principio, el derecho constitucional y la prioridad del estado, es donde se verifica que no es necesario en Colombia la aprobación de los acuerdos de Escazú.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *