Buanerges Rosero: un corrupto que está entre la destitución y la cárcel

Buanerges Rosero Peña fue electo gobernador de Putumayo para el periodo 2020 – 2023, con el aval del cuestionado partido Cambio Radical. Desde que se posesionó empezaron las polémicas por sus particulares nombramientos y después, por sus contrataciones a dedo con enormes sobrecostos.

Una vez iniciada la pandemia, el recién posesionado gobernador decidió comprar 10 ambulancias para su departamento, haciéndole creer a muchos que estas eran prioritarias para salvar vidas cuando en realidad, la prioridad era la adquisición de unidades de cuidados intensivos. Lo que se sabe hasta el momento es que en la compra de UCIs, Rosero no tenía negocio, en cambio en las ambulancias si. Esos 10 vehículos fueron adquiridos por un valor superior a los 3.400 millones de pesos, es decir, cada carro costó la mediobobadita de 340 millones de pesos, contrato para el cual no se abrió licitación alguna ni se revisaron varios oferentes. Fue asignado a dedo y punto.

Rosero está próximo a ser sancionado por la Procuraduría por dicha falta disciplinaria, y en los próximos días la Fiscalía General de la Nación le imputará cargos por corrupción en torno al mismo tema, y con posible orden de captura inmediata.

Por su parte, su más acérrimo opositor en el departamento, el diputado Andrés Cancimance, sigue denunciando públicamente al mandatario y demostrando que tiene la razón en sus acusaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.