El ¨Me acabo de enterar¨ de Santos insulta nuestra inteligencia

Esa es la forma de actuar del presidente, siempre lanzando cortinas de humo, confundiendo a la opinión pública, diciendo verdades a medias, nunca dando la cara ni aceptando responsabilidades. ¿De que nos sirve que le presente disculpas a los colombianos por los dineros malhabidos para su campaña?, lo que necesitamos es que responda, que no les traslade culpas a los otros integrantes del equipo de su campaña. Odebrecht dio dinero para luego cobrar con contratos. Eso que dice Prieto, jefe de campaña de Santos, que era para acercarse al gobierno, ¡pues claro que es cierto!, pero ¿cómo se acercan a un gobierno sin que el candidato, ahora presidente, no lo sepa?

Fueron 400.000 dólares los que giró la multinacional extranjera para elaborar 2 millones de afiches en el 2010. La cara del candidato estuvo pegada en la pared del lugar más recóndito de Colombia y con eso ganó muchos votos, él único favorecido fue Santos y él es quien debe responder a la justicia. El argumento de ¨Me acabo de enterar¨ no se lo cree ni el mismo, y si así fuera, eso no lo exime. En Colombia no podemos seguir cargando con elefantes a las espaldas de los candidatos luego presidentes.

Esto escribió Santos en EL TIEMPO el 1 de marzo de 1996, contra el presidente de ese momento Ernesto Samper, a propósito de los dineros que entregó el Cartel de Cali en la campaña a la presidencia en 1994.

¨El problema de fondo, el que realmente afecta su capacidad para gobernar, es que perdió la credibilidad. Cualquier cosa importante que proponga el Gobierno, así lo haga con las mejores intenciones, será interpretada como una nueva cortina de humo u otro burdo intento de comprar apoyo político¨.

La política, además de dinámica, es un boomerang, ‘todo se te devuelve’ a Santos se le acabo el discurso, nadie se lo cree, la gente está indignada con todo lo que pasó su gobierno, quebró el Estado a punta de mermelada, clientelismo, politiquería, mostró su talante plagado de ego para conseguir un Nobel, no importó el precio. Y sencillamente presenta disculpas y pronuncia esa frase, ¨Me acabo de enterar¨, que solo produce repudio e indignación. Que por primera vez el presidente se haga responsable de su conducta, que no culpe a los demás, que le hable de frente al país y que tenga un acto gallardo y responda ante la justicia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.