San Andrés: Construyendo memoria.

Por: Benedicto Truman

A pocos días de las elecciones regionales afloran en el ecosistema político del archipiélago un sinnúmero de informaciones con intenciones politiqueras pasadas por una memoria reflexiva que intentan hacer pensar que es necesario dejar el pasado mientras precisamente proponen votar elegir: Hawkins, Archbold, Guerrero, Housni. Paradojicamente aparecen algunas caras nuevas posadas de ideas frescas que muy a nuestro pesar sostienen proyectos políticos de vieja data.

Patricia Archbold, lleva varios años dirigiendo la empresa del servicio público de aseo Trashbuster y es su actual representante legal según informaciones de la Cámara de Comercio. Ha trasegado por varias administraciones, intendencias y hasta ha ocupado un cargo diplomático, desde la dirección de turismo intendencial en el 84, pasando por la embajada en Trinidad y Tobago hasta llegar a la empresa pública de aseo. Resulta sorprendente que desde su familia, integrantes como su hijo, se hagan proclamas de cambio y se apoyen disque figuras que ya quisieran representarlo, cuando esta señora lleva años posicionándose en la institucionalidad de la isla y hasta ocupó cargos públicos sin tener haber estado titulada por la Pontificia Universidad Bolivariana de Medellín.

Muchos proclaman el cambio, pocos lo representan y sólo uno lo encarna en piel joven. Everth Hawkins se presenta como una solución transformadora del pasado, pero su presencia en varias administraciones pretéritas pareciera desmentirlo. Ha sido gobernador encargado en poco menos de una veintena de ocasiones en gobiernos como los de Archbold y Pedro Gallardo. Fue secretario general en 2001, secretario de despacho de 2005 a 2007 en la gestión de Archbold y secretario de hacienda de 2009 a 2011 en la administración de Pedro Gallardo. Everth es variopinto y cambio de color como los camaleones ha pasado por muchas de las administraciones que han traído ruina a la isla y hoy sorpresivamente quiere vender la imagen de cambio, que para nada representa.

Archbold que también ha sido gobernador encargado y fue elegido en 2005 apoyó las gobernaciones del Ronald Housni y Auri Guerrero, destituidos y condenados por corrupción. Quien apoya a corruptos no puede posar con una identidad de veedor, mientras gracias en parte a su apoyo se hicieron con el poder del archipiélago y en nada trajeron el cambio.

Así, el cambio no lo traen las palabras de quienes en apariencia representan intereses partidistas y enarbolan huestes politiqueras, el cambio es joven y llegan por las decisiones de todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *