Barguil y Benítez: La decadencia política de Córdoba

La dupla conformada por el senador David Barguil y Orlando Benítez, candidato a la Gobernación de Córdoba por el Partido Liberal, bien que hace referencia al famoso refrán que dice “Dios los cría y ellos se juntan”.

Y es que definitivamente entre pillos se apoyan, pues Barguil quien se ha destacado por su deshonesto actuar en el Congreso, mostró su apoyo a Benítez, un candidato que no esconde su simpatía por el Partido de las FARC a pesar de lamentar la muerte de su padre a mano de grupos que actúan al margen de la ley.

Su discurso destaca por hacer un llamado a las fuerzas vivas y al partido Conservador a unir fuerzas para recuperar la dignidad del departamento de Córdoba, pero la pregunta del millón es ¿cómo unas personas tan poco dignas pueden llegar a lograr eso?, esta es la gran interrogante que tienen que hacerse la mayoría de los cordobeses que respaldan a Benítez.

Debemos recordar que Barguil no salió muy bien librado de la investigación por ausentismo parlamentario que realizó la veeduría ciudadana “Vigilemos al Congreso”, donde se encontró que tiene 73 inasistencias, ha perdido 7 periodos de un total de 8 y cobró más de $76 millones por los días no laborados, una vergüenza en realidad y como para agregarle la guinda al pastel ahora apoya al candidato que defiende a las FARC.

Definitivamente Córdoba no se merece estar en manos de un senador poco ético y un candidato con afinidad hacia grupos subversivos, los cordobeses merecen gente honesta y trabajadora que defiendan los intereses del pueblo y no el interés de sus bolsillos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *