Extradición de Andrés Felipe Arias pone a prueba a Iván Duque

La extradición efectuada por el gobierno de los Estados Unidos del exministro de Agricultura, Andrés Felipe Arias pone a prueba la solidez ideológica de Iván Duque y su cercanía con el uribismo y Centro Democrático.

Si bien muchos consideran que Arias es inocente, este fue condenado a 17 años de prisión por la Corte Suprema de Justicia y se le negó además el derecho fundamental de la doble instancia, por lo cual se clama que le sea extendido el beneficio.

Los uribistas consideran y con razón que Andrés Felipe Arias es inocente pues basta con mirar el fundamentado y contundente salvamento de voto del magistrado Eugenio Fernández Carlier, el concepto del Procurador Penal Jairo Salgado y el libro del profesor Fernando Velásquez Velásquez.

Arias no cometió delito y fue juzgado por una corte sectaria, que según grabaciones o interceptación juzgó con criterio político, pues decían los magistrados de entonces, que se la sala debía fallar en unanimidad para mandar un mensaje político.

Duque ha demostrado querer ayudar al exministro, primero con la carta del embajador Francisco Santos, y luego de la derrota final, no permitió que a su regreso a Colombia ni Migración ni el Inpec le tomarán fotografías para exhibir su presidio como un trofeo. Duque pasó la prueba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *