Así funcionó el congreso durante su primer año sin mermelada

El presidente Iván Duque prometió durante la campaña presidencial que eliminaría la mermelada y a juzgar por cómo se comportó el congreso de la república durante el último año, parece que cumplió.

La relación de Duque con el congreso fue difícil, sus ministros jamás lograron empatía con los congresistas y no pudo consolidar una mayoría absoluta para aprobar sus proyectos con facilidad.

Son conocidas sus estruendosas derrotas: el hundimiento de la reforma a la justicia, reforma política, las objeciones a la ley estatutaria de la jurisdicción especial para la paz. Aunque obtuvo victorias como la ley de las TICs, reforma tributaria; hay un sabor agridulce respecto a la aprobación del plan nacional de desarrollo.

El plan nacional de desarrollo fue aprobado en la Cámara de Representantes, pero en el Senado fue aprobado a pupitrazo, es decir sin deliberación, lo que provocó varias demandas del acto legislativo ante la Corte Constitucional.

El primer año en que funcionó el congreso sin mermelada, muchos parlamentarios presentaron síntomas de abstinencia, razón por la cual se pusieron en una actitud totalmente obstruccionista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *