¿Trabaja la SAE para el Gobierno o para los mafiosos y corruptos?

Billones de pesos en propiedades incautadas al narcotráfico, a los corruptos y demás delincuentes del país, todo el blindaje jurídico para arrendarlas o venderlas y generarle millonarios ingresos a la nación, y una entidad plagada de corrupción e ineficiencia que frena cada negocio sin explicación alguna.

Esas son las preguntas que Maria Virginia Torres, gerente general de la Sociedad de Activos Especiales (SAE), no ha querido o no ha podido responder. ¿Por qué una entidad cuyo único fin es arrendar y/o vender todos los bienes incautados por la fiscalía al crimen organizado, lo único que arrienda y vende sin migajas, mientras los grandes predios siguen improductivos para el Gobierno Nacional?

A lidia de fuerzas la SAE produce ingresos al año para pagar su propia administración, mientras cientos de miles de hectáreas de tierras, fincas de cientos de miles de millones, kilos de oro, casas, apartamentos, locales comerciales, carros, yates y demás, pierden valor por el paso del tiempo a las espera de ser arrendados o vendidos.

Por ejemplo: ¿Qué pasa con los predios del centro de Bogotá y Medellín que están sin vender y sin arrendar y que están incautados por contrabando? En sólo estas dos ciudades se deja de recibir al menos mil millones de pesos al mes.

¿Cuál es el negocio que desde la SAE tienen para, aparentemente, proteger lo bienes de los más poderosos mafiosos y corruptos del país? ¿Señora María Virginia Torres, por qué son precisamente esos predios, los más valiosos, los que su entidad se rehúsa a vender pese a qué hay decenas de compradores ofertando por ellos? ¿Acaso el negocio personal es evitar que esas propiedades se vendan para ayudárselas a recuperar a los poderosos criminales? ¿Trabaja usted para el crimen organizado o para el gobierno nacional?

Sabemos que las respuestas a estas preguntas nunca llegarán, lo que si es claro e irrefutable es que la SAE, en vez de agilizar el arriendo o la venta de estos grandes inmuebles, pone trabas para que así suceda, o ¿Cómo explican que billones de pesos en propiedades incautadas sigan sin venderse mientras decenas de posibles compradores hacen jugosas ofertas por ellos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *