Los abusos del director del programa de residencia de cirugía general del Rosario

Múltiples denuncias han llegado a la rectoría de la Universidad del Rosario en contra del director del programa de residencia de cirugía general de esa institución, Felipe Orlando González, por parte de los estudiantes.

Aspirantes a especialistas en la materia lo acusan de comentarios homofóbicos, de persecuciones personales, de amenazarlo con su poder y de ponerlos a reprobar cursos sin justificación alguna, incluso cuando ellos ya han pasado satisfactoriamente las evaluaciones respectivas y ya solo quedan dependiendo de la nota apreciativa que no es más que la opinión del director del programa y que en este caso, la pone según cómo le caiga cada estudiante.

Ha llegado al punto el doctor González, de agregar cursos que no se encuentran en el pensum, y a los cuales los estudiantes no solo están obligados a asistir sino a aprobar, pese a que les coinciden con los mismos horarios de otras materias que si son obligatorias en el programa.

Incluso ha puesto a perder un curso a todos los estudiantes inscritos en él, porque estos no pudieron asistir a las clases extracurriculares que el doctor González se inventa sin ninguna autorización superior de la universidad o del Ministerio de Educación. Cursos que en muchos casos, los estudiantes deben esperar hasta dos años para poderlos volver a ver y que atrasan su formación académica de forma injusta e irremediable.

Señores directivos de la Universidad del Rosario, ¿son este tipo de profesores los que ustedes tienen educando a los futuros especialistas médicos del país? ¿Qué le responden ustedes a los estudiantes de esta prestigiosa universidad y al país en general al respecto? Porque también es importante aclarar que este profesional, dueño de una ética tan cuestionable como sus propias actuaciones, es propietario de una reconocida clínica en Yopal, Casanare, y presta sus servicios al Hospital Mayor de Méderi en Bogotá. ¿Le confiaría usted su vida a un médico cuyos comportamientos como educador dejan tantas dudas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *