La consuegra de Santos y los problemas de una de las vías más importantes del país

Alicia Naranjo, la mamá del esposo de la hija de Juan Manuel Santos, es decir, la consuegra del expresidente y flamante Nobel de Paz, es también una de las responsables directas del problema que hoy padece la concesión Aliadas para el Progreso, responsable de construir más de 470 kilómetros de vías 4G entre los departamentos de Huila, Cauca y Putumayo.

Esa concesión, que se encuentra a punto de ser caducada por parte de la ANI por los incumplimientos presentados por parte de los responsables de la obra, tuvo inicialmente como socios a Conoisa, empresa de la mencionada Alicia Naranjo, y a Ica de México, multinacional traída al país por esa misma persona.

Una vez ganada la licitación, Ica se declaró en quiebra, y Conoisa decidió también abandonar el barco, pues al ver que no contaría con el respaldo del gigante mexicano prefirió no tener que trabajar ni arriesgar recursos y dejar al país a la deriva con una de las obras más importantes para él.

Hoy, quienes asumieron entonces la responsabilidad de toda la concesión, se encuentran en serios problemas legales y financieros, y quienes huyeron apenas vieron que el barco se hundía, se encuentran disfrutando de su dinero y buscando nueva contratación con el Estado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *