Juramento de López Obrador reaviva promesas de Hugo Chávez para Venezuela

Disminuir la desigualdad social. Esa fue la promesa del presidente mexicano Andrés López Obrador en su toma de posesión para el período 2018-2024, algo muy parecido al juramente del fallecido Hugo Chávez en la hermana Venezuela. La izquierda gana en la nación azteca y con ella inician las preocupaciones sobre su rumbo en los próximos 6 años.

No es para nada descabellado ni alentador pensar que el gobierno del nuevo mandatario empuje la política a escenarios como el de Miraflores, con Nicolás Maduro. Claro, hace falta controlar todos los poderes y tener a los militares de su lado, pero así inició la crisis que hoy, después de 20 años, tiene destruida a Venezuela.

“Todos los seres humanos tienen derecho a vivir y ser felices. Es inhumano usar al gobierno para defender intereses particulares y desvanecerlo cuando se trata de proteger el beneficio de las mayorías (…) vamos a atender y a respetar a todos, vamos a gobernar para todos y vamos a dar preferencias a los vulnerables y los desposeídos. Por el bien de todos, primero los pobres”, prometió López Obrador este sábado…algo bastante parecido, también, a los discursos de izquierda que una vez gobernador Argentina, Ecuador y Brasil y que hoy transitan en dirección opuesta, tomando como testimonio la crisis de Caracas.

Las cartas están sobre la mesa y se ha jugado un turno peligroso en México con lo que podrían convertirse en otro país socialista del continente. “Amanecerá y veremos”, como dice el dicho, pero hay que mirar muy de cerca si se despliega una trama similar a la venezolana y evitar que la plaga del socialismo del siglo XXI siga esparciéndose por toda la región.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *