Queridos ciudadanos de Córdoba

En nuestra condición de ciudadanos cordobeses y de hombres de bien, rechazamos de manera enérgica la persecución del señor Fernando Carrillo Flores, Procurador General de la República contra el Gobernador del Departamento de Cordoba.

El Señor Carrilllo se ensaña contra toda la familia cordobesa para hacer su carrera política hacia la Presidencia de la República a costa del prestigio, el trabajo y la honra de nuestro gobernador y de muchos paisanos y funcionarios de nuestro departamento.

La destitución que ha decretado en contra de Señor Edwin Besaile Fayad y la supresión de sus derechos políticos, no tiene fundamento alguno y sólo es expresión de su maldad acumulada durante más de dos décadas de inhabilidad por sus graves faltas disciplinarias como ministro de justicia del Presidente César Gaviria.

Como gobernador elegido popularmente, Edwin Besaile es víctima de la persecución del Procurador General de la Nación rehabilitado de última hora y perverso funcionario administrativo que actúa sin legitimidad alguna para eliminar derechos políticos de sus contradictores y los de inocentes familiares de los perseguidos como lo hizo su predecesor Alejandro Ordóñez.

Edwin Besaile cumplió todos sus deberes a cabalidad al respetar las decisiones judiciales de tutela y amparó los derechos de los niños y de las personas necesitadas de la protección del Estado Social de Derecho en nuestro Departamento.

Según se supo por la defensa de nuestro gobernador todas las cuentas de los eventos de salud del régimen subsidiado durante la gestión de Edwin Besaile Fayad fueron pagadas por orden judicial, previa la auditoría médica y presupuestal de los funcionarios competentes y por ello es muy claro que nuestro gobernador no incurrió en falta disciplinaria alguna.

Para nosotros como ciudadanos de Cordoba es claro que no ha sido deber de los gobernadores visar ni auditar facturas ni cuentas por pagar, menos el ser revisores fiscales de las mismas como no lo es en el despacho del mal llamado Procurador General de la Nación ni en el de ningún gobernador en Colombia.

En ninguno de los casos disciplinarios formulados contra el Gobernador legítimo de Cordoba, han podido demostrar falta alguna y se engaña a todos los ciudadanos honestos con los tremendos desatinos disciplinarios que se cometen en la Procuraduría General de la Nación.

Ahora el señor Carrillo invade terrenos administrativos que le están vedados como acaba de ocurrir con la gestión contractual del Estado en materia del SGSSS, que va a generar otra catástrofe en el sistema de salud.

Carrillo Flores no tiene competencia ni autoridad ética para sancionar a nuestro gobernador en estos casos. No lo ha hecho la Fiscalia ni la Contraloría General de la República con los mismos elementos probatorios que ahora le sirven para atropellarlo como lo viene haciendo por razones políticas y de sangre.

En el Departamento de Cordoba se pagaron las órdenes de los jueces de la Republica en los casos de tutela por el derecho constitucional fundamental a la Salud, como lo tienen establecido las leyes de la Republica y como lo hace un tercio de los departamentos como Antioquia, Boyacá, Valle del Cauca y otros.

Esperamos que nuestro gobernador se defienda con los recursos y las acciones judiciales nacionales e internacionales, hasta lograr demostrar los atropellos sistemáticos de que somos víctimas hombres de bien, por pura voluntad personal y política de una autoridad con desaforado y tardío apetito electoral y mediático.

Carrillo se hizo elegir como Procurador General con promesas y ofrecimientos burocráticos con los políticos a los que se debe de modo irrestricto, y quiere tomar el control de la Rama judicial, como acaba de verse con los procuradores delegados presentados como candidatos al Consejo de Estado,
a más de hacer incluir al procurador delegado que sanciona a Besaile y al magistrado que firma las tutelas en favor de la Procuraduria General en Cordoba y a otros abogados cercanos al Consejo de Estado y a la corte Constitucional.
Las Procuradores Delegados presentados como candidatos al Consejo de Estado esta semana son los siguientes empleados suyos:
Ivan Dario Gómez Lee, Nicolás Yepez, Sonia Patricia Tellez, Gian Carlo Mercenaro y Rodrigo Alfonso Bustos

En esta oportunidad son cinco procuradores delegados actuales que fueron incluidos en las listas al Consejo de Estado que acaba de formular la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura a cuyas magistradas y magistrados visitó Carrillo para impulsar los nombres de sus candidatos y para vetar otros nombres de contradictores Juridicos de sus actuaciones.

Además , después de esas visitas del llamado Procurador de los colombianos incluyeron al magistrado del Tribunal Administrativo de nuestro Departamento que firma las tutelas en favor de la Procuraduria en Cordoba y en contra de nuestro Gobernador.

Ahora Carrillo quiere lavar su imagen sacrificando la honra y la dignidad de hombres de bien como en el caso de Cordoba.

Cordoba, Octubre 17 de 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *