Se destapa la olla de corrupción de los hermanos Guerra Hoyos en Antioquia

Al parecer el pasado sigue persiguiendo a Federico Guerra Hoyos, Bernardo Guerra Hoyos y Andrés Guerra Hoyos, pues una vez que este último presentara su postulación para ser candidato por el partido Centro Democrático, los colombianos comenzaron a sacar a luz pública todos los negocios irregulares que realizó la familia Guerra.

En primer lugar, es importante recordar que el año 2017 Federico Guerra Hoyos, se posicionó como secretario de Productividad de Antioquia para solventar algunas problemáticas en este sector, sin embargo, su gestión dio un giro debido a que el poder lo envolvió y comenzó a liderar un equipo de trabajo encargado de cometer actos de corrupción, por medio de contratos valorados uno por $ 24.157.000 en 2017, otro por $84.500.000 en 2018; para supuestamente arrendar el local Plaza la Libertad; local que cabe destacar nunca se ocupó y que la Gobernación siempre pagó.

Además de eso, Federico Guerra Hoyos suscribió 3 contratos más que superan los 5 mil millones de pesos, lo que podría considerarse como uno de los delitos más graves contra el patrimonio público, detrimento patrimonial y celebración indebida de contratos en este departamento. Y hasta ahora, no ha sido investigado por parte de la fiscalía.

Por el otro lado, el exsenador y exconcejal de Medellín, Bernardo Guerra Hoyos, también tiene un prontuario negativo, si de corrupción se trata, pues desde su relación con el paramilitarismo hasta famoso por sus declaraciones incendiarias y por calumniar a quienes considera sus enemigos. Como fue el caso de la familia Chica Rodríguez, al señalar que cometían actos de corrupción a través de la empresa Construcciones al Rescate y Tecnocasa EU.

Pero esta familia, por si fuera poco, quiere volver a la palestra pública y lograr a través de Andrés Guerra Hoyos, un cargo en Antioquia para continuar el legado de corrupción que siempre los ha acompañado. Pues hoy, sin vergüenza alguna, busca ser el candidato único por el Centro Democrático a la Gobernación de Antioquia para muy seguramente, fracasar una vez más en su intento, ante su nula experiencia en la administración pública.
Por lo que es preciso preguntarse, ¿Quién gobernará él o su familia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *