Migrantes hondureños huyen de la violencia y se encuentran con Trump

Según datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), más de 7 mil hondureños se desplazan en la caravana de huida, que los conduce a Estados Unidos, en la búsqueda de una mejor calidad de vida, debido a la violencia y pobreza extrema que reina en su país.

Niños, ancianos y familias completas, agarraron sus maletas y las cargaron de ilusión y unas indiscutibles ganas de progresar, sin embargo, el camino que los conduce hacia el sueño americano, se convierte en una pesadilla, pues, huir de la violencia hondureña e ir directo a una batalla campal con los militares “yankees” en la frontera de México, tambalea su seguridad y los pone en jaque mate.

El presidente norteamericano Donald Trump, desde su campaña “anti-latinos”, se ha caracterizado por ser un hombre que de una manera inteligente, ha intentado disfrazar su racismo hacia la cultura latina que pretende hacer vida en su país. El maltrato verbal y psicológico que deja en cada uno de sus discursos migratorios, ponen en tela de juicio su calidad humana.

“Es una invasión, nuestros militares les esperan” una frase amenazante del presidente más “importante” del mundo, quien en lugar de amedrentar con sus palabras, debería aplicar sistema migratorios eficientes, para ayudar a quienes más lo necesitan y más aún cuando a los migrantes centroamericanos, porque también por el suroeste de EE.UU “atacan” 700 salvadoreños en otra caravana, no les queda de otra que continuar y enfrentar con benigna indulgencia la reprochable advertencia de Trump.

Más que fuerza armada se deberán buscar alternativas que frenen la violencia y den una solución viable para todos, porque pese a las amenazas de Trump, los caminantes siguen de pie y dispuestos a entrar a como de lugar.

 

Por Yajaira Alcubillas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *