Carlos Lozano, el exmagistrado que decepcionó a Ovidio Claros, nuevo Director Asuntos Afro

La historia de Carlos Aníbal Lozano Lozano está llena de avatares y volteretas rocambolescas. De ser uno de los “duros” de Cambio Radical en Bogotá pasó a ser un militante del Centro Democrático.

Lozano, un abogado oriundo del municipio de Condoto, Chocó ha tenido una vida llena de emociones.

Este abogado que llegó a Bogotá y rápidamente se hizo amigo de importantes personas que tiene incalculables relaciones con el poder, ascendió rápidamente en la estructura de Cambio Radical en Bogotá, luego en el año 2014 aspiró al Senado de la República quemándose sacando una ínfima votación, pues sacó solo 4.791 votos.

Apoyó activamente el plebiscito por la paz, e incluso participó en medios de comunicación mostrando su apoyo por el SÍ.

Luego de quemarse y gracias a su amistad con el exmagistrado del Consejo Superior de la Judicatura, doctor Ovidio Carlos Polaco, llegó a ser magistrado auxiliar de la Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura. Esto luego de que Lozano le prométiese a Claros su respaldo para la candidatura al Senado de este último. Finalmente Lozano le prometió una cantidad de votos a Claros Polanco en las elecciones de marzo de 2018, cifra que estuvo lejos de obtener.

Fruto de ese acuerdo en 2017 Carlos Aníbal Lozano (ya siendo magistrado) lleva a Ovidio Claros Polanco a un evento “académico” en la Universidad Tecnológica del Chocó “Diego Luis Córdoba”. El evento que se desarrolló en el auditorio Jesús Lozano Asprilla de la Universidad del Chocó y que tuvo como único expositor al exmagistrado Claros Polanco quien fue presentado en la sociedad chocoana por Carlos Lozano.

Luego de su quemada en las elecciones al senado de marzo de 2018, Claros Polanco se siente traicionado (por la baja votación) por Lozano y hace que lo despidan de la magistratura oficial.

Después de esto Lozano corrió a renunciar a Cambio Radical y se inscribe como militante del Centro Democrático y a apoya a Iván Duque a la presidencia.

Pero las maniobras de Lozano no terminan ahí, antes, recién elegido magistrado auxiliar de una manera extraña, logró que la Fundación Color lo nominara a Afrocolombiano del año en 2016. Se sabe que quién estuvo detrás de su postulación es la poderosa Magistrada del Tribunal Administrativo del Chocó, Mirtha Abadía. El acuerdo entre Lozano y Abadía, era que el primero ayudaba con sus contactos y amigos en el Consejo de Estado para que Abadía pudiese llegar a ser Consejera de Estado como es su anhelo desde hace algún tiempo. Lozano incumplió nuevamente y desde ahí se distanció con Abadía.

Los constantes incumplimientos, mentiras, traiciones y deslealtades hicieron que se enemistara con la Magistrada Abadía y el exmagistrado Claros Polanco.

Hoy como premio a una trayectoria profesional mediocre y llena de sombras, la Ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez y el ViceMinistro de Participación, Juan Carlos Soler lo designan como el nuevo Director de Asuntos para Comunidades Negras, Afros, Raizales y Palenqueras, por encima de nombres como los de Carlos Alexander Mosquera (el más opcionado durante mucho tiempo), Cristóbal Rufino Córdoba, Darío Blandón y Elsa Nury Lozano.

Por Andy Moreno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *