Colombia es vulnerable en la defensa aérea

 

Durante la discusión del Presupuesto General de la Nación para el año 2019 se plantearon diversos temas, entre los que destaca el tema de seguridad nacional. Los congresistas consideraron que Colombia es vulnerable por no contar con ningún sistema antiaéreo de defensa.

Esta inquietud planteada por el Senador Rodrigo Lara, quien a su juicio obedece a una preocupación de las Fuerzas Militares, correspondan quizás a la crisis que atraviesa Venezuela, relacionadas directamente por las amenazas de una posible intervención militar internacional, que buscaría frenar la cuestionable gestión del presidente Nicolás Maduro, pues, para nadie es un secreto, la indudable dictadura, la crisis humanitaria y social que reina en ese país.

Aunque el parlamentario no mencionó directamente la deplorable situación del vecino país, que no sólo ha causado la masiva migración de venezolanos, sino también la descomposición de la sociedad por falta de alimentos, medicinas y seguridad, pudiese pensarse que se quiere proteger a los colombianos de un posible ataque militar en Venezuela, aunque, el embajador de Estados Unidos en Bogotá, Kevin Whitaker, asegurara que de ocurrir una intervención contra el régimen de Maduro, Colombia contaría con el apoyo militar de EE.UU.

Ahora bien, al parecer esa protección norteamericana no es suficiente, por lo que senadores proponen que se inviertan 400 mil millones de pesos, de los 10 billones destinados para el sector defensa, en la seguridad tanto aérea como por tierra y mar. Pero este planteamiento no es nuevo, pues en el año 2009 el Ministerio de Defensa aspiraba que expansionistas ideológicas y territoriales amenazaban a Colombia y solicitó algo similar.

¿Será realmente necesario reforzar las capacidades militares? Quizás muchos piensen que sería un gasto innecesario y que ese dinero debería ser invertido para que los organismos castrenses combatan de frente, el narcotráfico, otros como el senador Lara, piensan que es mejor prevenir que lamentar, esto ante una posible intervención militar en Venezuela, pese a que 10 países rechazaran las declaraciones del Secretario General de la OEA, Luis Almagro, otros quizás la vean como la mejor opción para acabar con la plaga que “gobierna” en esa nación.

Entonces, sería razonable que el Congreso y el Gobierno Nacional tengan esa carta bajo la manga para evitar cualquier agresión externa, quizás no ahora porque aún nada de eso ha sido confirmado, pero si para brindar en un futuro seguridad al territorio y la soberanía colombiana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *