Los radicales de izquierda que con sus odios dividen y polarizan

En Colombia hay una izquierda radical, que se caracteriza por sus pocas propuestas y por sus muchas críticas destructivas, y otra más democrática, propositiva, respetuosa de las leyes y las instituciones, y menos demagógica y populista.
La primera, que en pocas palabras acepta todas las formas de lucha y que es liderada en el país por personajes como Gustavo Petro, Iván Cepeda y Gustavo Bolívar, apadrinados desde el “periodismo” por Daniel Coronell, están arrastrando al Centro y a la izquierda democrática por la borda del desprestigio y la polarización con sus persecuciones interminables, sus acusaciones sin fundamentos, sus alianzas con delincuentes para desprestigiar a terceros y sus odios exacerbados.
El país ha demostrado querer bajarle a la polarización, a los radicalismos y la personalización de las peleas políticas, de igual forma el presidente electo Iván Duque ha dejado ver su intención de tener un gabinete más técnico y menos político con miras a aportarle al país desde la eficiencia y no desde el populismo, y de igual manera sectores de centro izquierda y de oposición, han manifestado su aprobación a las designaciones ya hechas por este, ¿por qué entonces unos cuantos radicales en busca de alimentar sus odios personales siguen metiendo al país peleas inertes que sólo buscan dividir y polarizar más? ¿Hasta cuándo la sed de venganza va a seguir siendo confundida con el significado de la justicia?

Por Andy Moreno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *