TLC con Nueva Zelanda, un golpe mortal a nuestro campo

Colombia está muy cerca de aprobar un nuevo Tratado de Libre Comercio (TLC), en este caso con Nueva Zelanda.
El libre mercado es una tendencia a nivel mundial, es inevitable, ineludible y es algo a lo que el planeta entero se tiene que acostumbrar, incluyendo a Colombia.

Pero también es verdad que dentro de esos tratados siempre hay reglas y condiciones que buscan que la competencia no sea desequilibrada, que no destruya las economías sectoriales internas de cada país sino que todas las naciones se vean de una u otra forma beneficiadas.Colombia es un país ganadero productor y consumidor de leche en grandes proporciones, pero a pesar de esto el sector lácteo en el país vive grandes problemas económicos, las ganancias de los productores cada vez son menores, carecemos de tecnología de punta para abaratar costos, nuestras vías para sacar el producto se encuentran en pésimas condiciones y eso hace que la competitividad sea más difícil y los costos mayores.

Por su parte Nueva Zelanda es un país privilegiado, del primer mundo, con una geografía perfecta que además cuenta con tecnología de punta, subsidios del gobierno y con unas condiciones para la ganadería únicas a nivel mundial. Son una potencia lechera a la cual muy pocos países le pueden competir. Firmar un TLC con Nueva Zelanda en las condiciones actuales sería un golpe mortal a nuestra industria láctea, y sobre todo a los campesinos más humildes que viven día a día de ordeñar sus propias vacas de forma manual.

Si Colombia quiere firmar tratados de este tipo debe cambiar antes las condiciones tributarias, de tecnología y de transporte en el país; es casi un suicidio económico entrar a competir mano a mano, en nuestras actuales condiciones con una potencia como lo es Nueva Zelanda.

Por: Andy Moreno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *