Antonio Caballero va a Votar por Petro, pero esto es lo que piensa

“Lo que no me gusta de Petro es su manera de ser. Petro es Petro. Y eso es lo malo que tiene Petro, un político megalómano que de sí mismo habla en una admirativa y mayestática tercera persona.

Lo malo de Petro no es su teoría: sino su práctica. La que le conocimos en sus años de alcalde de Bogotá, de ineptitud y de rencor, de caprichos despóticos y de autosatisfacción desmesurada. Su arrogancia, su prepotencia. Su personalidad paranoica de caudillo providencial, mesiánico, señalado por el Destino para salvar no solo al pueblo de Colombia de sus corruptas clases dominantes sino al planeta Tierra de su destrucción y a la especie humana de su extinción. Sus iniciativas de gobierno, que no eran populistas, como dicen, sino simplemente demagógicas: el arbitrario cierre de la plaza de toros bajo pretextos caricaturescos de “lucha de estratos” entre ricos y pobres; la compra de los inservibles camiones de basuras de segunda mano sin licitación ni consulta. Casi no lo conozco personalmente, pese a haber tenido durante tres años bajo su alcaldía un programa de televisión en Canal Capital; pero sé de su incapacidad para tener o conservar amigos: lo han denunciado como tramposo y desleal sus compañeros del M-19 (Antonio Navarro, Daniel García Peña), y los del Polo Democrático (Carlos Gaviria, Jorge Robledo, Clara López), que se sintieron todos engañados por él en su voraz ambición personalista. Reclamándose del pueblo, por supuesto, como es lo propio de los demagogos”.

“Es un político indecente, demagogo, falso y hasta mala persona”.

Claudia Lòpez va a votar por Petro
Pero esto es lo que piensa de Petro:

“Que vayan quedando claras las diferencias. Unos condenamos la dictadura de Maduro en Venezuela y otros la defienden. Imposible coincidir”.

“Significa que a diferencia tuya no justificaré una dictadura en nombre de la autodeterminación ni de nada. Rechazo absoluto a toda dictadura”.

“Bla, bla, bla para no condenar y congraciarse con una dictadura por solidaridades trasnochadas de izquierda indeseables para Colombia y Vzla”.

“La pregunta no es si tú haces parte de una coalición por el cambio o no, es obvio que eres parte del cambio de este país. A unos los asustarás, a otros no, pero quitarte ese mérito es inútil. El punto es qué rol vas a jugar. Entre más al frente estés y más insistas en ser el candidato más vas a alienar a la mayoría de la sociedad, a galvanizarla alrededor de un extremo de derecha, no importa, pueden ser matones, ladrones, corruptos del pasado, que hayan gobernado mal, lo que sea, la gente se va para allá, porque el miedo y la desconfianza todavía funcionan en esta sociedad, y no solamente porque desde aquí te estigmaticen, sino que tú tienes una historia y unos resultados que también asustan”.

“Nadie en este país va a olvidar que trajiste a Hugo Chávez por primera vez. Que hasta el año pasado defendías a Maduro. Hoy como todos los políticos tratas de posar‘, de que no, mentiras, no eres tan cercano. Que la verdad es que nunca has dicho que Chávez es el líder más extraordinario. Es que hasta la semana pasada fue incapaz de condenar y decir en una entrevista que Chávez había sido un dictador. Eso es muy perverso porque aunque él es buen candidato, entre mejor le vaya más asusta a los demás. El mejor subsidio en Colombia es un buen empleo y ocho de cada 10 los generan los empresarios del sector privado. Los unos los espantan con la corrupción y los otros los espantan con el autoritarismo en el que alguien sale y dice ‘yo el 8 de agosto tumbo el metro porque no me gusta. Y al día siguiente hago una constituyente, pongo todas las reglas en juego en este país’.

“Se ha comparado con Bolívar, con Chávez, con Gaitán y con Galán. Humildad pura, pues. Pero claro él se cree y es un líder popular, eso es innegable. Si uno lo analizara desde el punto de vista de la ciencia política, Álvaro Uribe y Gustavo Petro son lo más cercano al populismo que existe en Colombia, uno de la derecha y otro de la izquierda. Entonces el problema no es la vanidad o la valoración que alguien tenga como un líder popular, eso me parece una nimiedad. Realmente lo importante es que la exacerbación polarizante le sirve a quien queremos derrotar”.
“En un escenario de polarización quieren enardecer, causar miedo. Ese es el terreno perfecto del señor Álvaro Uribe, él es el rey de la cancha del miedo y la polarización. Si ustedes insisten en promover esa cancha, el rey de esa cancha nos gana, lo ha demostrado 16 años y eso es exactamente lo que está pasando”.

Vlado va votar por Petro pero esto es lo que piensa:

“Gustavo Petro tiene el gran problema de que es un hombre que en lugar de sumar y de multiplicar, divide”.

Antonio Navarro va a votar por Petro pero esto es lo que piensa”:

“Es como el Uribe del otro lado, que polariza, que agudiza la división”.

Por: Fernando Álvarez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *