Análisis elecciones presidenciales de primera vuelta en Colombia

Mayo 27 de 2018

En perfecta paz y tranquilidad transcurrió la jornada electoral de este domingo
en Colombia. No hubo ningún ataque de ningún grupo armado contra la
jornada democrática, una victoria para el Gobierno y para el criticado proceso
de Paz, que a pesar de generar criticas constantes, demuestra sus réditos en
días como este.
La derrota más fuerte fue para German Vargas Lleras, que a pesar de obtener
un resultado muy similar al que proyectaban las encuestas hace 10 días,
siempre se dijo que iba a ser muy diferente por contar con todo el apoyo del
establecimiento y la política tradicional, quienes también deben acusar recibo
de este resultado como un mensaje de los electores a las formas tradicionales
de ejercer el poder.
Se reivindican las encuestas, aunque los números cambian, el orden que
pronosticaron todas las encuestadoras se mantuvo: Duque primero, Petro
Segundo, Fajardo tercero, Vargas cuarto y De La Calle quinto.
Se confirma que la segunda vuelta, que se llevará a cabo el 17 de junio, será
entre Iván Duque y Gustavo Petro. Esta segunda vuelta va a ser muy
polarizada, mucho más de lo que hemos visto hasta ahora. La diferencia de
propuestas y modelos políticos que plantean estos dos candidatos, asegura un
debate muy duro, en el que tendremos ataques de todos los niveles, falsas
noticias, estrategias de campañas oscuras, agresividad sin igual en redes
sociales, y todo lo más bajo que genera una polarización de estas
características. Es de la esencia para las empresas y para los líderes ser muy
prudentes en estas semanas y no fomentar la agresividad en el discurso
político.
La abstención fue del 47 por ciento, lo cual aunque alto, es similar a las últimas
primeras vueltas. El nuevo gran elector, que además fue la sorpresa de la
jornada, fue Sergio Fajardo, que en las encuestas marcaba en promedio el
15% y obtuvo más del 23%, incluso alcanzó al inicio del conteo a disputarle el
segundo puesto a Gustavo Petro, quien finalmente lo aseguró con el 25%. Es
decir, la diferencia entre Petro y Fajardo estuvo a escasos 2 puntos.
Adicionalmente, para sorpresa de muchos, Sergio Fajardo fue el candidato que
más votos obtuvo en Bogotá. En el pasado siempre se decía que el que
ganaba en Bogotá era el que ganaba en el país, y hoy eso dejó de ser cierto.
En sus discursos Humberto de la Calle, German Vargas Lleras y Sergio
Fajardo aceptaron los resultados con grandeza. En términos generales, a pesar
de las diferentes acusaciones sobre riesgos de fraude, la Registraduría logró
resarcir su nombre entregando en un tiempo record de menos de dos horas
unos resultados absolutamente confiables y que no generaron dudas por parte
de los electores ni de los candidatos.
Gustavo Petro también aceptó los resultados de la Registraduría, y dijo en su
discurso que ve con buenos ojos que la distancia entre Duque y él se acorta.
“Colombia no cayó en el unánimismo, somos diversos”. Indicó Petro que su
principal objetivo será disminuir las brechas entre pobres y ricos, y que esto se
logra construyendo una gran clase media, basada en la mejora de la
educación. Hizo un discurso en el que trata explicar que su modelo no es
contra los ricos, ni contra la iniciativa privada, sino entregarle esa iniciativa
privada que hoy tienen cinco personas a millones de colombianos. Un discurso
populista, que sin lugar a dudas va a generar emoción en mucha gente.
Gustavo Petro habla claro, habla bonito, habla diferente, y eso será su mayor
ganancia. La dificultad vendrá de explicarle a sus electores cómo poder realizar
en la vida real esas propuestas que suena a sueños ideales pero difíciles de
alcanzar.
Por su parte, Iván Duque, con 39% de los votos, obtuvo el primer puesto y le
reconoció el triunfo a los ex presidentes Álvaro Uribe y Andrés Pastrana. Hizo
un discurso muy generoso con los candidatos perdedores, a cada uno le dijo
un mensaje positivo, en un coqueteo frontal a compañeros de debate en esta
primera vuelta. Invitó a Gustavo Petro a que den un debate de ideas con altura.
Posteriormente aunque dio muchos mensajes incluyentes, tratando de atraer el
centro, se ratificó en varios principios de derecha como los de la familia, el
manejo de las drogas y otros. Aseguró que no quiere hacer trizas los acuerdos
de Paz, pero si quiere que se hagan unos ajustes o modificaciones para que la
Paz sea amplia y justa, que se repare a las víctimas y que se diga toda la
verdad.
El Presidente Juan Manuel Santos se verá en una encrucijada: quien podrá
resguardar mejor su legado, ¿Petro o Duque? El Gobierno Santos, a pesar de
que en el pasado no siempre fue así, hoy tiene en Duque y Petro a sus
principales opositores, y por ende será difícil tomar una decisión. Por lo demás
el Gobierno se lleva un logro muy importante al haber realizado la votación más
copiosa de la historia (más de 19 millones de votos) sin ningún problema de
seguridad, ni de logística. Con transparencia y eficiencia que reconocieron
todos los participantes. El domingo 17 de junio la pelea va a estar reñida, los
candidatos deberán concentrarse en atraer a los que perdieron hoy y en no
cometer errores de aquí a la segunda vuelta.

 

Por @NicolasUmana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *